top of page

Mejor nada

Te busco en los lugares obvios: en el plato de frutas que no comí esta mañana y en el té frío que preparé hace un par de días y, como siempre, olvidé en el librero. Te busco en las páginas de nuestro libro rojo, en las lavandas del jardín trasero, en el baúl de girasoles y entre las cortinas de la entrada.

 

Busco entre mis lunares, debajo de mi angustia, junto a mi mejor canción y nada.

 

Nada.

 

Cierro los ojos y nada. Te escucho con calma y nada. Nada. Aún nada.

 

Salí a buscarte en la calzada de siempre y nada. Recorrí tus calles y después mis memorias y nada. Te busco en mi oración más preciada, en los relatos que contabas, en la sombra de mi encino y nada.

 

Te busco en tus palabras y parece que no tendré mejor suerte. ¿Tendré que buscarte en tus manos, en tu boca y en tu sed? Quizá así tenga la suerte de encontrarte. O no. Quizá no.

 

Quizá mejor así.

 

Sin encontrarte, sin ti, sin mí y mejor nada.

 

20 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

3.3

Comments


Publicar: Blog2_Post
bottom of page